Blog

Artículos y recomendaciones

Otro punto de vista para la obesidad

04/09/2019
Intestí

Si te apetece abrir la mente a nuevos conocimientos puede interesarte este articulo sobre la Obesidad. En términos generales definimos la obesidad como una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, y la clasificamos en diferentes estadios de gravedad según sea esta cantidad de grasa. Se trata de una enfermedad que constituye por sí misma un factor de riesgo de mortalidad, independientemente de las diversas patologías que se asocian.

Las causas las podemos clasificar a grandes rasgos en problemas de secreción interna, factores hereditarios o ingesta de más calorías de las que se consumen; siendo esta última la más frecuente, y por ello la tratamos mediante la dieta y el ejercicio.

Tenemos mucha información, pero la realidad es que se está convirtiendo en un problema de nuestra sociedad actual. Por ello veo muy interesante observar como la definen otras culturas, dónde atribuyen las causes y como deciden tratarla.

En la Medicina Tradicional China la dieta ya se usa como método preventivo, con lo que podemos pensar que, probablemente, ya no necesitará ser usada como método de tratamiento. De hecho, el Clásico interno del emperador amarillo (Huang di nei jing) dice que “la verdadera base de la salud y de la longevidad radica en una adecuada regulación de la dieta y del estilo de vida”.

Pero enfocándonos en la enfermedad de la Obesidad y su tratamiento, la clave está en asegurar un buen sistema digestivo. Así se describe:

Una vez que los alimentos han sido descompuestos y cocidos en el Estómago, gracias al fuego digestivo que este recibe del Bazo, se genera un bolo alimenticio que es enviado a Intestino Delgado. Esta función de Estómago se llama “el descenso de lo turbio”. Cuando llega a Intestino Delgado, este procede a una separación entre la parte pura, o asimilable, y la parte turbia, o no asimilable. La parte pura se envía a Bazo mientras que la impura se divide hacia Intestino Grueso si son residuos sólidos, o Vejiga si son residuos líquidos. En intestino Grueso se formarán las heces. En Vejiga habrá otra separación puro-impuro, y la excreción de la parte impura en forma de orina.

La parte pura de los alimentos y las bebidas que recibe Bazo, es la base de la generación del Qi (energia) y la Sangre. La función de Bazo es la acción de enviar hacia arriba (Pulmón y Corazón) las partes puras de los alimentos y de los líquidos, llamada “el ascenso de lo puro”.

Así, a la acción de enviar hacia arriba las esencias puras de los alimentos y los líquidos por parte del bazo se le llama “el ascenso de lo puro”; y a la acción de enviar hacia abajo la parte impura de los alimentos y los líquidos - iniciada por el estómago y completada por el intestino delgado y por el intestino grueso - se le llama “el descenso de lo turbio”.

De manera que la digestión supone una sucesión de transformaciones cálidas que propician una constante separación puro-impuro (partes asimilables y desechables, respectivamente). Conocer este proceso nos permite entender por qué los alimentos deben comerse calientes, cocinados. De esta manera se facilita el proceso digestivo, ya que tanto la descomposición como la cocción en Estómago precisan una determinada temperatura para poder realizarse.

Una dieta que no vele por cuidar este proceso, a largo plazo, conlleva que empiecen los mecanismos fisiopatológicos consecuentes de una incorrecta digestión.

Los alimentos no digeridos se acumularán y generarán lo que en Medicina China se llama un estancamiento o una ‘'retención de alimentos”, y los líquidos no transformados ni transportados se recolectarán en forma de Humedad Turbia. Ambas situaciones, suponen el estadio inicial de lo que posteriormente se manifestará en forma de sobrepeso u obesidad en caso de persistir. 

¿Bonito e interesante, verdad?