Blog

Artículos y recomendaciones

El yogurt... ¿desnatado?

08/10/2018
Decisió

Leo por las redes mucha información sobre si el yogur es bueno, si es malo, si tiene azúcares añadidos, etc. Así que he investigado los últimos artículos sobre este alimento para que podamos hacer una valoración lo más objetiva posible. He encontrado que existen estudios recientes que intentan determinar el valor cualitativo que puede tener el yogur en nuestra dieta y los posibles beneficios que pueda conllevar su consumo. Así pues, vamos a analizarlo…

El primer punto a tener en cuenta es que hablaré sobre el yogur natural, no se incluyen yogures de sabores ni con ingredientes extras en su contenido.

Número 1

Sus hidratos de Carbono:

  • Principalmente la lactosa. Este azúcar es utilizado por los microorganismos del yogur, así que el cuerpo no tiene que digerirlo en su totalidad. Por eso hay personas con intolerancia a la lactosa que pueden tomarlo.
  • En menor cantidad, hay otros hidratos de carbono con posible efecto prebiótico (el intestino no los digiere y son capaces de modificar nuestra flora intestinal).

Número 2

Es una fuente de proteínas de alta calidad nutricional

Número 3

¿Ahora llega una parte interesante para mí, pues cuántos de nosotros tomamos el yogur desnatado para que no engorde? Es cierto que el yogur contiene la grasa láctea (compuesta de ácidos grasos saturados, AGS, así como ácidos grasos trans, AGT, de origen natural), pero parece que está cambiando la opinión actual sobre la relación entre este tipo de grasas y los posibles daños sobre la salud. Parece que la grasa láctea, en comparación a otras grasas animales, podría asociarse a posibles beneficios sobre la salud en relación a factores de riesgo cardiovascular. Por otro lado, el consumo de AGT de origen natural, al contrario de los procedentes de la industria, tampoco contribuirían a aumentar los factores de riesgo cardiovascular.

Por otro lado, el aporte de esta grasa determinará la cantidad de vitaminas liposolubles del yogur, las que destacan en el yogur entero son la vitamina A y la vitamina D (esencial en la absorción del calcio).

Número 4

Está clasificado como alimento de alta densidad nutricional: un dato  interesante es que una ración de yogur cubre entre el 20% y el 40% de algunos micronutrientes (más allá del Calcio) y hay que pensar que esto se refleja en el estado nutricional del individuo.

Estos estudios se inclinan entonces hacia la valoración de este alimento como un marcador de dieta sana y, como opinión personal, no encuentro razón para descartarlo de nuestra alimentación o para recomendar el yogur bajo en grasa (o yogur desnatado).

Por último, como siempre recuerdo, hay unas cantidades a respetar: las raciones de lácteos recomendadas por las guías alimentarias son entre 2-3 al día. Una ración de lácteos equivale a: 2 yogures, 40-50 gramos de queso, o un vaso de leche.