Blog

Articles i recomanacions

Menopausa i Síndrome Climàtica

30/04/2020
Aparato femenino

La menopausia es la época de la vida de una mujer en la cual deja de tener menstruaciones. Suele ocurrir naturalmente, con mayor frecuencia después de los 45 años, porque los ovarios de la mujer dejan de producir las hormonas estrógeno y progesterona.

Las manifestaciones clínicas más habituales son:

  • Problemas vasomotores
  • Sequedad vaginal
  • Problemas del sueño
  • Cambios de humor
  • Problemas urinarios

Algunos síntomas requieren tratamiento hormonal. Estos son muy efectivos. Hay que tener en cuenta que pueden tener efectos secundarios.

En este periodo también suele haber un incremento de la adiposidad central, consecuencia del descenso en la concentración de estrógenos; además, hay una disminución de la tasa metabólica, por lo que la utilización de calorías también decae, llevando a una ganancia de peso.

También hay estudios que indican modificaciones en el mecanismo que regula los procesos oxidativos del organismo, cuyo desequilibrio se denomina estrés oxidativo (EO).

Un indicador muy sencillo de conocer, que nos permite valorar el tejido adiposo central como factor de riesgo, es el Índice cintura – talla (ICT). La recomendación general es que los niveles saludables se caracterizan por un ICA inferior a 0.5.

 ICT = Perímetro de la cintura (cm) / Estatura (cm)

Para añadirle un punto más de interés todavía, quiero hablar de los conocimientos que la Medicina Tradicional China (MTC) nos hace llegar. Su “tratamiento” se basa en una prevención, que hay que decir que es muy efectiva, de esta sintomatología a través de la alimentación y el estilo de vida.

Pero si ya vamos un poco tarde y hemos llegado a sufrir el cuadro, su tratamiento se basará en buscar de forma muy ajustada qué esfera funcional del cuerpo es la más afectada. Pues en la menopausia hay una base común dónde la mujer tiene un déficit de su parte Yin y de los líquidos que la nutren, pero cada una tendrá un desequilibrio propio que si se trata de forma individual permitirá una mejoría notable en su calidad de vida.

Por ejemplo, puede que una mujer tenga afectado su sistema digestivo y requiera de una alimentación que lo refuerce, basada en la toma de cereales de calidad; y que otra mujer, también en menopausia y aparentemente con el mismo “problema”, tenga un bloqueo en su energía (Qi) de la esfera de Hígado que requiera una alimentación que movilice ese Qi, como el uso del picante en sus platos (sistema que seguramente haría empeorar el cuadro si lo aplicáramos a la primera mujer con sistema digestivo debilitado).

Con todo ello: nuestra medicina, un buen diagnóstico en MTC por parte de un profesional, un tratamiento personalizado de dieta, fitoterapia y estilo de vida, será clave para poder vivir felizmente una etapa más de la vida de la mujer.